El Gimnasio Emilio de Brigard, mediante la transformación conductual y el auto-aprendizaje forma hombres y mujeres rectos, intachables e integrales, que se descubren únicos e irrepetibles con potencialidades y limitaciones que les permiten construir su proyecyo de vida a la luz de cristo: Personas que con los valores fomentados sean capaces de trascender sus propias limitaciones, de amar y ser amados, seres de paz, nuevos ciudadanos capaces de desarrollarse competentemente dentro de un mundo globalizado, jóvenes autónomos y solidarios con un alto sentido de responsabilidad social y comunitaria.